Fideos de arroz y verduras con salsa satay (vegan)

Hemos seguido explorando la comida tailandesa, y cada plato que ensayamos es exquisito realmente, son sabrosos, picantes, pero frescos, ideales para esta época calurosa.

La salsa satay en realidad es de Indonesia, pero es muy popular en todo el sudeste asiático, y en occidente se tiende a generalizar y se clasifica todo como “thai”. Tiene tres ingredientes base: mantequilla de maní, leche de coco, y pasta de curry rojo.

La mantequilla de maní preferí hacerla casera para que fuera más natural, simplemente en la procesadora de alimentos (la “1-2-3”), molí hasta formar una pasta, un paquete de maní de 200 gramos. Vayan removiendo con una cuchara, y si la maquina no es tan potente (como me pasó a mi), agreguen unas gotitas de aceite de maravilla o canola para facilitar la formación de la mantequilla. Salen 6 cucharadas, justo lo necesario para la receta.

El curry rojo está en prácticamente todos los supermercados medianos a grandes, yo compré esta en el líder express de Pedro de Valdivia. También hay en los supermercados orientales de patronato y del sector bellas artes. Esta en el sector de productos importados, orientales, etc. Viene en un pote rojo (hay verde y amarillo también).

Y finalmente la leche de coco, viene en lata y también es fácil de encontrar.

Entonces ahora les cuento cómo hice este plato rápido, fácil y muy rico.

 

INGREDIENTES

200 gramos de fideos de arroz

1 pak choi (en sector verduras, pueden cambiarlo por espinaca), lavado y picado en trozos grandes

200 gr de brotes de soya o diente de dragón

2 cebollines picados

1 brócoli mediano, o 1/2 grande, cortado en floretes

4 cucharadas soperas de cilantro picado

Para la salsa:

6 cucharadas de mantequilla de maní

1 – 2 cucharadas de pasta de curry rojo (es picante, si no les gusta mucho, vayan agregando de a poco y van probando)

1 lata de leche de coco

Salsa de soya a gusto

 

PREPARACIÓN:

1. Como es un plato rápido de preparar, para que no se recuezan las verduras les recomiendo hacer una buena “mise en place” (poner a mano los ingredientes ya lavados y picados). Así solo se preocupan de ir agregando cuando sea necesario.

En un bol mezclar la leche de coco, la pasta de curry rojo, y la mantequilla de maní. Revolver bien hasta que todo quede homogéneo. Reservar.

En la foto se ven las cantidades de cada ingrediente (menos la pasta de curry, que puse el pote entero en la foto), y cómo los corté:

IMG_2007

2. Remojar los fideos en agua hirviendo con un poco de salsa de soya, como se ve en la foto, unos 5 minutos hasta que queden flexibles. No van a quedar totalmente cocidos, se terminan de hacer en el guiso al final. Se verán así:

IMG_2012

3. Mientras los fideos se ablandan,  calentar en el wok un poco de aceite vegetal de sabor neutro, puede ser maravilla o canola o el que tengan, y saltear el cebollin hasta que se ponga un poco transparente lo blanco. Agregar el brócoli y un poco de salsa de soya, más 1/4 de taza de agua aprox, para que no se queme. Revolver a fuego alto hasta que el brócoli se vea brillante, aún no muy cocido. Es 1 o 2 minutos solamente. Se debe ver así:

IMG_2010

4. Luego agregar el pak choi (o espinacas), y los brotes de soya. Poner más salsa de soya si es necesario (aprox 1 cucharada cada vez), salpicar con agua también si notan que se está secando (en total le puse como media taza de agua, pero de a poco, para que no se recuezan las verduras). Revolver 1 a 2 minutos.

IMG_2011

 

5. Pasado ese minuto, cuando los brotes aún no están transparentes, agregar la salsa satay y los fideos. Llevar a ebullición revolviendo siempre, hasta que los fideos estén cocidos (2-3 minutos según el grosor). Si se espesa mucho, ir agregando agua de a poco. Debe quedar húmedo, pero no como sopa. Rectificar la salsa de soya.

Servir con cilantro, y un poco más de maní (lo puse entero porque tenía hambre pero es ideal molerlo un poco en un mortero). ¡Que lo disfruten!

IMG_2014

 

NOTA: Queda muy bien también si agregan tofu en cubitos, champiñones, zanahoria, coliflor, si usan arroz o quinoa en vez de fideos, o fideos de trigo en vez de fideos de arroz… lo que tengan en el refri! La clave es la salsa y respetar el tiempo de cocción de cada verdura 😉

Anuncios

Ensalada con pomelo y naranja

El calor es sinónimo de ganas de comer cosas más frescas y livianas, pero eso no significa que sean desabridas ensaladas de pura lechuga! Acá les propongo una mezcla novedosa y exquisita, la gracia es mezclar lo que tengan en el refrigerador, y agregar trocitos de naranja y pomelo, que aportan dulzor y acidez al mismo tiempo.

Les cuento como hice esta versión de ensalada cítrica:

IMG_1784.JPG

En un bol grande, mezclar hojas verdes lavadas, picadas, y secas (luego de picarlas yo las pongo en un paño y aprieto suavemente para absorber el agua).

Encima poner pepino cortado fino (partido por la mitad a lo largo, luego cada mitad se parte nuevamente a lo largo, y esos 4 trozos largos se cortan finos).

Picar en cubitos chicos un pimenton verde y agregar.

Cortar en cubos media palta y agregar.

Luego rallar una betarraga cruda (rallada a mano o picada en la procesadora de alimentos), y poner al medio del bol.

Pelar con cuchillo una naranja grande y jugosa, y un pomelo. Cuidar no dejar nada de la parte blanca. Cortar en rodajas y luego en triangulitos, y poner sobre todos los ingredientes, rodeando la betarraga.

Para terminar, esta vez le puse semillas de chia y linaza, pero es opcional.

Sal, chorro de aceite de oliva, y jugo de una naranja encima, y listo!

Al mezclar y servir van a tener un arcoiris delicioso en sus platos 😀

 

La vera Pizza fatta in casa

En la casa somos verdaderos amantes de la pizza. Y nuestro gusto ha ido cambiando, hasta dar con las maravillas de la pizza italiana, esa sencilla, donde destaca una buena masa, con salsa de tomates naturales, queso en cantidad justa, y los ingredientes también en cantidad justa para que complementen los sabores, no que invadan todo.

De todas las recetas de masas que he cocinado, me quedo con esta, por eso la registro acá y la comparto con ustedes.

Es muy rápida de hacer, muy fácil, pero deben tener presente que la masa necesita una hora al menos para leudar. Luego de esa hora, todo es rápido y en unos 10-15′ ya estarán comiendo la mejor pizza casera. Reciclen todos los imanes de refrigerador con “fono-pizzas” que no los van a necesitar más!

INGREDIENTES PARA LA MASA:

(rinde 8 porciones)

3 tazas de harina sin polvos de hornear

2 1/2 cucharaditas de levadura seca

1 cucharada de azúcar

1 taza de agua tibia

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de sal

IMG_1804

 

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

1 taza de salsa de tomates naturales (al sartén: 1 diente de ajo machacado, pimienta, aceite de oliva, 2-3 tomates muy maduros picados, laurel, oregano). O 1 taza de puré de tomates naturales  (en botella de vidrio, están en todos los supermercados)

1 bola de mozzarella (300 gr)

1 taza de ricotta normal o light (200 gr aprox)

Un ingrediente extra: Nosotros le pusimos 3 ajíes en escabeche picados, también pueden ser aceitunas, champiñones salteados, tomates secos rehidratados, hojas de albahaca. Recomiendo elegir uno o máximo 2 para tener la vera pizza. O vuélvanse locos y ponganle todo si les gusta así, total hay que disfrutarla 😀

 

PREPARACIÓN:

1. Precalentar el horno a fuego alto, apenas esté caliente pero no quemando, apagar (Al meter la mano se siente el calor pero no molesta si se deja varios segundos adentro). Esto es para que la hora de leudar la masa sea con ayuda de calorcito adentro del horno.

2. En un bol grande, mezclar el agua tibia con la levadura y el azúcar, dejar reposando unos 5-10 minutos, hasta que aparezcan burbujas pequeñitas como en la foto:

IMG_1808

3. Agregar el aceite de oliva y la sal, revolver muy bien, luego agregar la harina. Es más rápido y fácil si se agrega la mitad, se revuelve con cuchara de palo, y luego la otra mitad de mezcla con la mano, en el mismo bol (por eso tenía que ser grande). Amasar por 8 minutos, hasta que no se pegue a las manos.

IMG_1811

4. Sacar la masa del bol con una mano, y con la otra pasar una servilleta con aceite por todo el bol. Volver a poner la masa, cubrir con un paño limpio y meter al horno apagado, entibiado. Revisen siempre que no esté muy caliente.

Al cabo de 1 hora aproximadamente, la masa debiera duplicar su tamaño, y estar mucho más esponjosa. Para que la espera no sea aburrida, abran una botella de vino y tengan una buena conversación con quien estén.

IMG_1812

5. Prender el horno a fuego alto.

En una lata aceitada, extender la masa y pinchar con un tenedor.
IMG_1813

6. En el paso final todo tiene que ser con movimientos rápidos así es que les recomiendo tener a mano todo picado y listo para usar. Poner con una cuchara grande la salsa, los quesos y los extras.

IMG_1814

Ahora rápidamente se va al horno! A fuego medio alto, no debería estar más de 15 minutos, hasta que se doren los bordes. Si se demora mucho es que el fuego está muy bajo! La idea es que se cocine rápidamente.

E pronto!!!

IMG_1820

Esas semillas que se ven en la foto son de zapallo, se nos ocurrió a última hora y quedan muy bien porque aportan el crunch!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ensalada de espinaca, quinoa y palta

Esta ensalada, es otra opción ideal para el invierno, por si sola es una comida completa por ejemplo para la noche, y se puede comer tibia o fría, además no necesita mucho más condimento que limón y un poco de sal.

Esta vez probé a cocinar la quinoa en el microondas, y resultó perfecta, me gustó mas incluso que cocida en olla! En una fuente apta para microondas puse una taza de quinoa de tres colores (blanca, roja, negra), dos tazas de agua hirviendo, y una pizca de sal y pimienta. No necesitó aceite para nada! Tapada con un plato grande, y al microondas 15 a 20 minutos. Tenía en el congelador un poquito de choclo y arvejas congelados, como media taza, así es que también aproveche de usarlo.

Mientras, lavar 500 gramos de espinaca, y sacarles los tallos. Cortar con las manos en trozos grandes.

Moler una palta mediana bien madura, y cuando la quinoa esté lista, con un tenedor separar los granitos. Mezclar en una fuente grande con la espinaca y luego la palta, y exprimir un limón (el limón sutil queda espectacular), y un poco de sal (no necesita mucho, vayan probando!)

IMG_1774

Garbanzos con arroz integral

Para obtener suficientes proteínas y mantener un buen aporte de fibra, cocinamos al menos 3 veces a la semana distintas legumbres. No había subido recetas con legumbres porque las encuentro poco fotogénicas, son guisos medios monocromáticos, planos, pero en realidad eso hace mas entretenido el desafío de sacarles una buena foto! Además son tan ricas, ideales para el invierno, que no puedo dejar de compartir estos platos con ustedes.

Voy a empezar por una receta sencilla, típica de la cocina chilena con una pequeña modificación intentando hacerla más saludable: en lugar de arroz blanco, les puse arroz integral, y para sorpresa mía, no se notó la diferencia en sabor ni en textura!

Les recomiendo tener en la casa una olla a presión, la que más les acomode, facilitan mucho la vida de un vegetariano porque reducen los tiempos de cocción a la mitad, así es más fácil hacer nuestras queridas legumbres.

Otra novedad es que voy a comenzar a poner un recuadro con el aporte nutricional de cada receta, ideal para saber cómo nos estamos alimentando 😀

A continuación la receta de los garbanzos:

INGREDIENTES:

– 2 tazas de garbanzos pelados, echados a remojar la noche anterior, drenados

– 1/2 taza de arroz integral

– 1 trozo grande de zapallo camote picado en cubos grandes

– 1 cebolla mediana molida

– 1 diente de ajo picado

– 1 cucharadita de comino o aliño completo

– sal y pimienta

PREPARACIÓN:

1. Rehogar en la olla, la cebolla y el ajo, junto con el comino en polvo, revolviendo y agregando chorritos de agua si es necesario para que no se pegue.

2. Cuando la cebolla cambió de color, agregar los garbanzos, el zapallo camote, y cubrir con agua según las instrucciones de la olla*. Salpimentar.

3. Cerrar la olla, siguiendo instrucciones, y cocinar por 20 minutos. Las ollas a presión siempre deben usarse en fuego mínimo cuando ya están en ebullición.

4. Apagar el fuego, sacar el vapor y con cuidado abrir la olla. Agregar la media taza de arroz integral, y volver a tapar y cocer otros 20 minutos, contando desde que vuelve a hervir.

5. Servir decorados con merkén, y a comer!

* Antes me daba un poco de temor usar olla a presión, tantas historias de ollas que explotaron, que al abrirse salió a chorro el contenido hirviendo… Pero la probé y son lo mejor!!! Hay que tener ciertas consideraciones básicas solamente, por ejemplo se recomienda no usarlas si es que están llena a menos de la mitad, entonces siempre la lleno hasta 2/3 de su capacidad, y si me queda muy aguado el guiso, cuezo destapado al final para evaporar agua. De todas maneras, las legumbres absorben agua al cocerse, y el arroz también, así es que queda justo. También el manual dice que hay que vigilar que ambos pistones estén sin residuos ni bloqueados, para que puedan efectivamente soltar vapor.

IMG_1739

Betarragas asadas con Naranja

Últimamente me he dedicado a hacer más recetas sencillas que no requieran de mucha atención ni preparación, pero no por eso son menos sabrosas o saludables.

Teníamos un montón de betarragas orgánicas, y una de las cosas que se me ocurrió fue cortarlas en cuatro, hice lo mismo con unas naranjas que ya estaban medias pasadas, puse todo en una fuente, para luego rociarles una cucharada de aceite de oliva, espolvorear eneldo, romero o salvia seca (hierbas aromáticas que recuerdan sabores dulces), sal y pimienta.

Antes de meter al horno precalentado, le puse el jugo de una naranja y un poco de agua (con las manos, como echando gotitas por todos lados). Llevar al horno hasta que las betarragas estén blandas y listo!

Toda esta semana estuve llevando un par de trozos como acompañamiento de guisos y legumbres. Pueden cortar las betarragas en lonjas finas antes de servir, y adornar con una naranja asada.

Simple, rico, original, vegano y sano!

IMG_1731

Tofu salteado con soya y cebollín

El tofu es una especie de queso que se produce a partir del poroto de soya, muy rico en proteínas, y como se cuaja con sales de Calcio, también es una buena fuente de este mineral. Es además muy versátil, se puede agregar a salteados de verduras, fideos (como el pad thai que les mostré en el blog unos días atrás), se puede desmenuzar y hacer como “huevos” revueltos, se puede saltear u hornear y poner en un sandwich, se puede apanar y acompañar con ensaladas o arroz, se puede usar en sushi.

Por si solo no tiene mucho sabor, por eso es recomendable prepararlo siempre, aunque sea de la forma mas simple que es la que les muestro hoy. Esta receta es ultra rápida, tampoco necesita receta de hecho, y pueden preparar una buena cantidad y guardar para usar en distintos platos.

El tofu personalmente prefiero comprarlo en los supermercados orientales de patronato, es muchísimo mas barato que los de supermercado y venden trozos más grandes.

Entonces, cortan un trozo de tofu en rectángulos de 1-2 cm de grosor, y de 3-4 de ancho. El tamaño que sugiero es para que sea mas fácil darlo vuelta en el sartén, y para que no quede el centro desabrido, pero pueden probar con trozos más grandes, o con cubitos más pequeños.

IMG_1685

Calienten a fuego medio una sartén, si es antiadherente sin aceite, si no, con ua servilleta de papel pinten con un poco de aceite el fondo, que quede apenas engrasado. Pongan los trozos de tofu en la sartén, y esperen a que se vaya dorando, debería demorarse como 5′ por lado o menos (se despega solo cuando está listo para dar vuelta, muevan el sartén hacia los lados para probar, sino con una paleta lo van mirando por abajo).

Luego de darlo vuelta para dorar el otro lado, echarles salsa de soya (yo la mezclo con un poco de agua para que no quede tan salado). Dejar un par de minutos más, y servir con cebollín fresco cortado muy finamente, o ciboulette si prefieren un sabor más suave.

IMG_1686

Está listo para comer acompañado de lo que quieran!

IMG_1694